Ruta del Tren

Escrito por  admin   en       2 años     669 lecturas     Danos tu opinón  

rutadeltrenIncluida en el Programa “Descubre tus cañadas”  de la extinta Dirección General de Agricultura y Alimentación de la Comunidad de Madrid.

Iniciamos una ruta de media distancia, que recorre las poblaciones de Colmenar de Oreja, donde se inicia y finaliza, y Chinchón. Pasaremos por dos de las mejores Plazas Mayores de nuestra Comunidad, ambas porticadas y de gran belleza. Pero no sólo sus plazas son dignas de atención, pues también hay iglesias, ermitas, jardines y fuentes que rivalizan en encanto y que serán de visita obligada a su paso por las dos poblaciones.

Aunque las características urbanísticas y monumentales son importantes en esta ruta, también el paisaje del que se puede disfrutar se debe considerar atractivo. Estamos en zona de campiña y, por lo tanto, la roturación de tierras desde tiempos remotos ha transformado el entorno drásticamente. Sin embargo, el resultado no deja de tener sus alicientes, ya que nos ofrece una variedad de colores en función del cultivo y de la época del año, que crea una armonía bien estructurada por las distintas parcelas de variados cultivos. Este paisaje se aprecia, en mayor medida, si se observa desde un oteadero, ya que la altura y la lejanía permiten disfrutar mejor de las vistas.

En definitiva, se trata de una ruta sencilla, que nos llevará por el trazado de una antigua vía férrea, por dos poblaciones monumentales y entre lomas, cerros y campos cultivados para completar un recorrido recomendable en todas las épocas del año, con excepción, acaso, en el caluroso verano. Distancia 13,6 Km . Tiempo estimado 3 h.

Tramo A: Poza del Moral

Partimos desde la Plaza del Arco, junto a la parada del autobús de línea. Bajamos hacia la Plaza Mayor por la calle de Concepción y por Mª Teresa Freire. Continuamos sin desviarnos pasando por el Museo Ulpiano Checa. Seguimos bajando hasta desembocar en la calle Empedrada que, a la derecha, continúa descendiendo hasta la Iglesia de Santa María la Mayor. Entramos en la bella y regular Plaza Mayor, construida sobre un colosal puente sobre el barranco del Zacatín. Saliendo por el Camino del Cristo podemos aprovechar para ver la Fuente y Jardines del Zacatín que nos conducen al túnel bajo la Plaza, formado por los ojos del puente que la soportan.

En cualquier caso desde la Plaza Mayor continuamos por la Plaza del Mercado y subimos rodeando la iglesia, hacia la calle de Ulpiano Checa. La recorremos entera y giramos a la derecha por la calle Cano y, en seguida, a la izquierda por la calle de San Agustín, desde donde, sin desviarnos, salimos del pueblo por la calle Poza del Moral.

Esta calle se convierte en camino al dejar las fábricas de piedra. Saliendo a los cultivos de cereal que rodean el pueblo continuamos hasta llegar, tras un descenso pronunciado, a la fuente de la Poza del Moral, junto a un muro de contención y la entrada a una finca.

Tramo B: Los Campos de Cultivo 

Dejamos la fuente y subimos por la calleja paralela al muro de la finca. El camino está en muy mal estado, con mucha piedra suelta que dificultará la ascensión, pero en el alto nos podremos relajar y contemplar desde el mirador que se abre a nuestra izquierda, las lomas y vaguadas salpicadas de olivares y, más allá, los campos de cereal dominando el fondo de valle.

Continuamos por el camino hasta llegar a una pista, en donde giraremos a la izquierda entre cultivos de cereal, viñedos, lino, etc. En función de la época en que emprendamos la ruta los campos estarán en distintas fases, bien en plantación, en crecimiento o listos para su recolección. Cualquiera de ellas tiene su atractivo. Así el cereal en verde (abril – mayo) gratifica a la vista para, en verano, dorarse y amarillear, en contraste con la vid que empezará a verdear en marzo y seguirá creciendo hasta la recolección en septiembre. Por su parte, los olivos florecerán en abril para enseguida empezar a engordar las olivas hasta que, con los primeros meses del año, se vayan a varear para su recolección. Aceite, vino y pan produce esta tierra desde tiempos inmemoriales.

Continuaremos por el camino y en la siguiente bifurcación escogemos el camino de la derecha, para, atravesando cultivos, llegar hasta una encrucijada de la que salen tres caminos. Seguimos por el del centro, subiendo una pequeña cuesta que nos llevará unos metros más allá hasta una vaguada, donde termina el camino que traemos. Los matorrales de coscoja colonizan las laderas, donde no se puede cultivar y naturalizan el terreno dominado por el arado en las zonas más llanas.

En este punto giramos a la izquierda y nos dirigimos ya hacia Chinchón, del que se divisan, frente a nosotros, las agujas de sus iglesias y las casas de los barrios altos. Continuamos por el camino hasta llegar a un pinar. Antes habremos llegado a una bifurcación con un gran mojón o monolito separando dos caminos. Nosotros seguimos de frente hasta el pinar y una vez en él giramos a la izquierda por una senda que baja en diagonal hasta la zona de fuentes con bancos y mesas. Al fondo hay un antiguo lavadero rehabilitado y unas barbacoas. Estamos en Valquejigoso, un espacio recientemente acondicionado para disfrute de los vecinos.

Tramo C: El Castillo de Chinchón

Abandonamos Valquejigoso por la senda que sube hacia Chinchón, dejando el lavadero a la izquierda. La ascensión primera tiene unas rampas algo duras, pero enseguida se suaviza y continuamos por un paseo arbolado de olmos y acacias sobre todo un paisaje de olivares, viñedos y campos cultivados que se abre a nuestra izquierda.

Este camino nos llevará bordeando el cerro hasta el castillo de Chinchón, que se yergue sobre una loma dominando toda la extensión del valle. El castillo se levantó sobre las ruinas de uno anterior entre los años 1590 y 1598 y su actual estado de abandono se debe a las numerosas ocasiones en que ha sido blanco de las distintas guerras que asolaron la zona.

Dejando el castillo a la izquierda salimos a la carretera principal y entramos en el pueblo por la calle que queda enfrente con los jardines a la izquierda. Es la calle Regimiento de León que nos llevará hasta la Plaza Mayor pasando por la casa de Las Cadenas, justo enfrente del Parador, antiguo Convento de San Agustín.

 

Tramo D: El tren Rompecepas

Se parte de la Plaza Mayor de Chinchón, para subir por la calle de José Antonio y continuar por la calle de Benito Hortelano, entre casas típicas, hasta llegar al cruce de la carretera. La cruzamos y llegamos hasta el Instituto, edificio de ladrillo que tenemos un poco más adelante. Al llegar a su altura giramos a la derecha por la calle de Álvarez Laviada. La calle termina prologándose en un camino que sale del pueblo hacia Colmenar de Oreja.

Recorremos ahora la antigua vía de tren que se inauguró a principios del siglo XX, para dar salida a la piedra de Colmenar, famosa y profusamente utilizada en toda nuestra Comunidad desde hace mucho tiempo. Con ella se han construido edificios como la catedral de la Almudena y el Palacio Real o las estatuas de los reyes en la plaza de Oriente de Madrid, o el Palacio Real y el Puente Largo sobre el Jarama en Aranjuez.

El camino final resulta prácticamente llano ya que la línea férrea así lo exigía. Por ello, en algunos tramos se construían taludes que igualasen la pendiente. Se encuentra arbolado con acacias y olmos jóvenes hasta su entrada en Colmenar, frente al Polideportivo Municipal. Rodeamos este edificio por la izquierda y salimos a la calle Murillo, por la que continuaremos hasta el final, donde nos desviamos a la derecha por la calle de las Canteras hasta la plaza de la parada del autobús.

About  

No hay comentarios

No hay comentarios todavía. Te gustaría añadir uno!

Deja un comentario

Puedes usar las siguientes etiquetas:   <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>